Kimberly Cerón Gil, procedente de Guatemala fue una de las becadas del programa internacional de becas musicales de Solway (Solway Music Fellowship) en el año 2017. Dos años después de su participación conversamos con ella para conocer cómo el programa influyó en su desempeño artístico, a que se dedica hoy en día y cuáles son sus planes a futuro.

 

  1. Kimberly Han pasado casi dos años desde la visita al campamento de Salzburgo. ¿Ha ocurrido un nuevo evento?

Si, este año terminé el colegio y fui parte de un grupo de teatro durante noviembre y diciembre, pero como tuve que empezar la universidad no pude continuar y tuve que salirme. Aquí no hay muchas oportunidades para hacer teatro, pero en navidad surgen muchos grupos teatrales.

  1. ¿Continuas en tus actividades creativas?

Actualmente trabajo como maestra de inglés y de teatro, entonces sí, continuo.

  1. ¿Qué te provee inspiración?

Realmente algo que siempre me ha impulsado a hacer teatro o a tocar la guitarra, es expresar mis ideas y mis sentimientos. Esto me provee inspiración; ser yo misma y no alguien más.

  1. ¿Piensas vincular el teatro con tu carrera o tu vida con tus hobbies/actividades creativas en el futuro?

Si te soy honesta, nunca he visto el arte como una profesión, o algo en lo que yo podría dedicarme toda la vida, o incluso como una entrada de dinero. Yo siempre he visto el arte como un pasatiempo, un hobby para expresarme. Me veo practicándolo, pero no junto a mi profesión porque estudio psicología entonces no habría manera de relacionarlo.

  1. Dos años después, ¿qué me puedes decir sobre tu experiencia en el programa Solway Music Fellowship?

Para mí en realidad fue una de las mejores experiencias de mi vida, no dejo de hablar de esta experiencia o de contarle a cualquier persona. La gente siempre me pregunta “¿cómo te fue?” “por favor cuéntanos”, “¿cómo es la cultura en Austria?”, ¿Aprendiste a hablar a alemán?, son algunas de las preguntas que siempre me hacen. Y pues yo muy agradecida porque gracias a que pude vivir esa experiencia hoy tengo trabajo. Porque antes de que yo tuviera la oportunidad de salir del país o de estudiar inglés, yo tenía un nivel bajo de inglés porque no tenía los recursos para poder estudiarlo, entonces con el programa pude aprender inglés y diría que mi inglés mejoró en un 90%.

  1. Aparte del inglés, ¿qué otro conocimiento adquiriste como resultado de la participación en el programa?

Aprendí a actuar y hacer teatro. Conocí el trabajo de Alban Berg, antes no tenía idea de quien era él antes, pero desarrollamos una ópera que representamos y aprendí mucho sobre la cultura de Austria, no puedo decir que aprendí a tocar el violín u otro instrumento música porque fue muy poco el tiempo que estuve allí. Pero en el canto me dieron consejos para mejorar el tono de mi voz para no forzarla tanto al cantar.

  1. En Salzburgo, conociste gente nueva en el mundo del arte, la música, el teatro. Háblame de ellos, ¿alguno de ellos creyó en tu trabajo?

Mis profesores a pesar de que sabían que nosotros veníamos de otro país y que no estábamos involucradas, mi compañera Maritza y yo, en el arte tanto como ellos allá en Austria, ellos allí tenían otro nivel, nos tomaron mucho en cuenta. Yo representé el personaje de Wozzeck. Ellos me dieron la oportunidad de actuar el papel principal. Fue un trabajo muy difícil porque todos los compañeros teníamos que estar en completa sincronización para representar los personajes; tanto los movimientos, como los gestos y los diálogos, pues todos actuábamos al mismo tiempo. Me siento muy orgullosa porque la obra la hicimos en alemán y no en inglés y tuve que aprender a pronunciar las palabras sin saber nada de alemán. Es increíble ver y reflexionar todo lo que fui a ser participe allá, realmente fue un avance para mi vida.

  1. ¿Te mantienes en contacto con los chicos que conociste en el campamento, hiciste amigos en Salzburgo? Si es así, ¿qué hay de nuevo con ellos?

Sí, yo soy fotógrafa, me gustan las artes visuales y las subo a mi perfil en Instagram. Allí comparto mis fotos y los compañeros del campamento me comentan y me dan likes. Con la compañera Maritza con la que fui perdí la comunicación, pero con otros compañeros como Vicky que también fue becada por Solway en Macedonia, aún tengo contacto con ella y con varios chicos y chicas que conocí en Austria. En Instagram veo que ellos siguen dedicándose a la música, algunos bailan ballet, de hecho, hice una amiga que toca el arpa.

  1. Antes me comentabas que habías participado en varias obras de teatro, aparte de este tipo de proyecto ¿has participado en otros proyectos creativos? ¿Cuales?

No, no he tenido la oportunidad de participar en otros proyectos.

  1. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Aparte del arte también me interesa la ciencia, me gustaría continuar con la neuropsicología, estudiar como pensamos y porque pensamos de esa manera. Mi propósito es poder aportar algo a la sociedad, en el ámbito científico y poder escribir un libro acerca de esto. Ese es mi plan.

  1. ¿Qué tan importante es participar en programas como la Beca de Música de Solway?

Yo pienso que, es muy importante si alguien llega a tener esta oportunidad, pues le va a ser de mucho beneficio para su vida. Guatemala al ser un país subdesarrollado, por ende, es muy difícil aquí para que los jóvenes puedan salir adelante, el que yo haya tenido la oportunidad de haber ido a Austria a estudiar arte me abre aquí muchas puertas. Como te comentaba soy maestra de teatro y es muy importante que las personas tengamos oportunidades como estas para reforzar nuestros talentos. Aquí, lamentablemente no todos tienen esa oportunidad. Yo desde que llegué de Austria soy otra persona, es como si hubiese salido de una burbuja, confío más en mi misma y en lo que puedo llegar a hacer, estoy más motivada y con más iniciativas.

  1. Quizá fue la primera que fuiste al extranjero sin estar acompañado por un adulto. Si es así, ¿cuáles son sus impresiones de haber viajado solo?

Nunca había viajado antes al extranjero. Solo había viajado dentro de mi país, aunque siempre he sido muy aventurera. En el viaje de ida como iba con mi compañera Maritza no me sentí sola, pero al regreso me toco viajar sin ningún acompañante y tenía mucho miedo porque sabía que el viaje iba a ser muy largo, de hecho, me puse a llorar, pero mi coordinadora en Austria me ayudó a relajarme, ella me acompañó y me contó sus experiencias habiendo trabajo en un aeropuerto y al haber viajado sola desde que tenía mi edad. También me dijo que fuera valiente y entonces sus palabras me dieron valor para poder terminar el viaje sola. Es muy bonito sentirse independiente.

  1. ¿Qué le gustaría decirles a los futuros participantes del programa? ¿qué les aconsejarías?

Me gustaría que se armaran de valor, que confiaran en ellos mismos, que no duden de sus talentos, que los demuestren. Si se les da la oportunidad de viajar que la aprovechen y que vivan cada día que estén allá al máximo, que hagan preguntas, que aprendan todo lo que puedan y que hagan amigos.

© 2019 SOLWAY MUSIC FELLOWSHIP PROGRAM
CREATED BY DOT SHOT